La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Lo sentimos, estamos mejorando para ustedes.

Boletines


 

“Volvimos a creer en nosotros mismos”, Amador Giraldo Presidente de la Junta de Acción Comunal Argentina Norte.

 

                                                                                                                                                                                            En el corregimiento de La Victoria de San Isidro del municipio de La Jagua de Ibirico se rralizó el cierre del Laboratorio Experimental Organización Socioempresarial –LEOS- que durante 21 días se desarrollo con la comunidad. l 

La Victoria de San Isidro, 24 de mayo de 2017. Con grandes expectativas culmina la primera etapa de este laboratorio que dio como resultado la presentación de 34 ideas de negocios entre proyectos agrícolas, psicolas, de confecciones y belleza. De acuerdo a lo manifestado por Jesús Martinez, líder y animador de la metodología LEOS: “la comunidad se comprometió con el proceso, el resultado fue ver cómo hasta las veredas más alejadas, hoy presentan proyectos de manera organizada y con asociatividad”.

Además de la presentación de los proyectos productivos, al finalizar la jornada se firmó un pacto de confianza que tiene como objetivo el compromiso para continuar con los procesos de todos los asociados participantes.

Después de esta primera etapa, el laboratorio, liderado por el PDPC llevará a cabo una etapa de asesoramiento, seguimiento y evaluación con el fin de que los proyectos productivos sean viables y puedan encontrar fuentes de financiación. Este nuevo ciclo irá hasta el 15 de agosto.  

 

 Para mayor información contactarse con:

Maria Paula Arango comuníquese al 3135777609 ó al correo: comunicacionespdpc@gmail.com

Síganos en FB: Pdp Cesar

Instagram: pdpcesar

www.pdpcesar.org

  

 


 

La Victoria de San Isidro será el escenario para el Laboratorio Experimental para la Organización Socio empresarial –LEOS-.

 

El proyecto LEOS liderado por el Programa de Desarrollo y Paz del Cesar –PDPC, la alcaldía de La Jagua de Ibirico y con el apoyo de la empresa PRODECO busca fortalecer el desarrollo rural, organizativo y empresarial del corregimiento de la Victoria de San Isidro.

La Jagua de Ibirico, 4 de mayo de 2017. Con el fin fortalecer  la organización social y empresarial la zona de La Victoria de San Isidro en  La Jagua de Ibirico; el PDPC, la Alcaldía de este municipio, con el apoyo de Prodeco lanzará hoy el Laboratorio Experimental para la Organización socio- empresarial -LEOS-.

De acuerdo a lo manifestado por Amaury Padilla, director ejecutivo del PDPC, “este ejercicio es único pues no solo le apunta al empoderamiento individual sino al desarrollo local integral”.

En total el proceso durará 21 días: del 4 al 24 mayo. Luego del lanzamiento que se realizará el jueves 4 de mayo a las 2:00 pm en el Centro del Adulto Mayor de La Victoria de San Isidro. A partir del 4 hasta el 24 los encuentros entre participantes y facilitadores se darán todos los días de 6 a 8 pm en el mismo lugar.

La población de la cabecera municipal y el territorio rural del corregimiento de la Victoria de San Isidro recibirán jornadas de formación socio empresarial, comunitaria y de desarrollo humano a través de los facilitadores que tienen conocimiento de la metodología LEOS.

Para participar solo hay que tener ganas. Este ejercicio está planteado para ser incluyente con toda la comunidad de este corregimiento, así que no se tendrá en cuenta ni la edad, ni el género, ni el color de la piel o si pertenece alguna etnia o minoría. Los únicos requisitos son asistir ininterrumpidamente a una jornada de trabajo diaria de una hora durante los 21 días que dura el Laboratorio, tener autonomía e independencia y al final del proceso elaborar una memoria escrita que permita multiplicar lo aprendido.

 

Para mayor información contactarse con:

 

Ma Paula Arango ó Katherine Pérez al 3135777609 ó al correo: comunicacionespdpc@gmail.com

 

Síganos en FB: Pdp Cesar

Instagram: pdpcesar

 

 

 

 

 


 

INVITAMOS A LOS POBLADORES Y POBLADORAS A PARTICIPAR FORMULANDO SUS PROYECTOS SOCIALES (JOVENES ENTRE 14 Y 28 AÑOS).

 

 

 


 

 

 

 


 

Comunicado Público de la comunidad El Hatillo y las organizaciones comunitarias y sociales de la vereda. Enero 17 de 2017

 

Hoy se cumplen las 9 noches desde el asesinato de nuestro amigo, esposo, padre de 3 niños, hermano, cuñado, primo, hijo, nieto y líder social en nuestra comunidad; presidente de la Asociación de Apicultores del Cesar – ASOGRACE y trabajador minero sindicalizado ALDEMAR PARRA GARCÍA. Hoy Aldemar nos recuerda la solidaridad entre los mismos Hatillanos y allegados, nos hace pensar en nuestros niños y jóvenes que han acompañado estas noches de rezo y de duelo a puerta abierta.

Agradecemos a las organizaciones comunitarias, al sindicato, a los movimientos sociales, ONGs y amigos, por la solidaridad mostrada en este difícil momento a través del estar pendiente, mandar mensajes de apoyo y solidaridad, enviar cartas a las autoridades, emitir comunicados públicos y demás acciones con las que nos rodean.

A los medios de comunicación les agradecemos, pero también les pedimos reportajes cada vez más objetivos producto de mayor  investigación periodística, reportaje objetivo y manejo de la información responsablemente. En el caso de la noticia de Maro, se presentó información confusa o equivocada sobre los fatales hechos ocurridos al igual que sobre el difícil proceso de reasentamiento involuntario que enfrentamos y la difícil situación de seguridad en la vereda mezclando todo.

Desde finales de 2010 la comunidad El Hatillo, junto con Boquerón y Plan Bonito, entramos en procesos de reasentamiento involuntario, por contaminación ambiental a cargo de tres empresas multinacionales mineras. Teniendo en cuenta que es la primera vez que se ordena un desplazamiento como estos en Colombia desde la Autoridad Ambiental Nacional – el entonces Ministerio de Ambiente Vivienda y Desarrollo Sostenible MAVDS, para principios de 2012 con el segundo operador del proceso, se instalaron las primeras mesas de diálogo y concertación entre las empresas mineras, un operador, una interventoría, la institucionalidad intermitente y más bien ausente y la comunidad de El Hatillo a través de nuestros representantes  con el objetivo de acordar el Plan de Acción de Reasentamiento para la comunidad.

Los líderes representantes de la comunidad ante el Comité de Concertación en el proceso de reasentamiento estamos amenazados y en riesgo. Lo empezamos a advertir hace ya muchos meses. La comunidad entera está en riesgo. En el caserío hay presencia, rondas y vigilancia de hombres desconocidos armados, motorizados y encascados- actores armados irregulares, bandas criminales y mucha conflictividad social en medio de la zona minera del centro del Cesar donde aún hay grandes cultivos de palma aceitera y grandes extensiones ganaderas. Hemos recibido amenazas a través de panfletos, llamadas y mensajes de texto. Estos hechos han sido informados y visibilizados por el Sistema de Alertas Tempranas SAT de la Defensoría del Pueblo y otros organismos para que se tomen medidas. El 1  de diciembre del 2016 el Ministerio del Interior emitió una alerta temprana para la comunidad de El Hatillo y otras comunidades en el Cesar. El 7 de enero unos hombres motorizados y encascados mataron  a ALDEMAR PARRA GARCÍA en la vía de El Hatillo a La Loma a plena luz del día a pesar. Nadie vió. La policía al parecer tampoco oyó nuestras las llamadas alertando sobre la presencia de estos hombres en la vereda desde hace unos meses y sobre todo el día anterior. Las autoridades encargadas de garantizar nuestra seguridad debían actuar.

Hoy exigimos a las autoridades competentes y responsables que se investigue y que este crimen no quede impune.

Exigimos que se investigue y esclarezcan todos los casos de asesinato, amenaza y criminalización de campesinos, líderes sociales, defensores del agua, del aire, de la tierra y de los derechos humanos en el Cesar y en el país.

Necesitamos que el Estado Colombiano garantice la vida y la seguridad de las familias de El Hatillo y las familias de las muchas comunidades en procesos sociales  en contextos y escenarios de riesgo donde se implementan grandes proyectos del Desarrollo que impulsa el gobierno nacional.

Exigimos al Estado Colombiano se nos garantice la vida e integridad física a cada uno de los miembros de  la comunidad de El Hatillo.

Le insistimos a las empresas mineras, operadores, interventores, autoridades y demás actores el manejo y comunicación responsable de información relacionada con el proceso de reasentamiento involuntario así como de las investigaciones por la situación de seguridad en el Hatillo. Hace tiempo identificamos que la mala información, el rumor y la falta de transparencia en las acciones aumentan los riesgos de seguridad de todos los representantes comunitarios y todas las familias de la comunidad. 

A los actores armados les pedimos que no nos maten. No entendemos porque nos quieren matar a las personas, líderes y familias de El Hatillo.

Comunidad El Hatillo, enero 18 de 2017

Comité de Concertación

Comité de Transición
Asograce
Junta de Acción Comunal
ASOCAPROHA
COOMULTRAHA
ASOPROLAHT
ASOPROAGROHA

 


 

Para Leer:

Comunicado publico, PRODECO rechaza los actos contra la vida del líder comunitario Sr. Aldemar Parra García presidente de la Asociación Apícola de El Hatillo.

 


COMUNICADO A LA OPINIÓN PUBLICA.

La Corporación de Desarrollo y Paz del Cesar y la Red de Pobladores y Pobladoras que hacen parte del Programa de Desarrollo y Paz del Cesar- PDPC, lamentan profundamente y condenan el asesinato del líder comunitario Sr. Aldemar Parra García presidente de la Asociación Apícola de El Hatillo ocurrida en la tarde de ayer en la vía que comunica a la vereda El Hatillo con en el corregimiento de La Loma, jurisdicción del municipio de El Paso, departamento del Cesar.

Desde el PDPC hacemos un llamado a las autoridades respectivas para que esclarezcan los hechos ocurridos, como también solicitamos se tomen las medidas de seguridad y respeto a la vida de los miembros de la comunidad.

Desde noviembre del año pasado advertíamos como PDPC sobre los riesgos que esta comunidad enfrentaba y ofrecimos nuestro apoyo para que se adoptaran medidas de prevención y protección.

Expresamos a la familia del Sr. Aldemar Parra y a la comunidad nuestra mayor solidaridad y nuevamente ofrecemos nuestra disponibilidad para realizar de manera conjunta con las distintas autoridades y otras entidades pertinentes las acciones que consideren necesarias para la prevención y la protección de la vida y sus derechos a los miembros del corregimiento del Hatillo.

Valledupar, enero 8 de 2017

 


Felicitaciones a nuestros Diplomantes Corte 2.

 


PDP avanza en capacitación de comunidades para el posconflicto.

El Programa de Desarrollo y Paz del Cesar ha desarrollado durante este año, un ejercicio de fortalecimiento de capacidades para la construcción de la paz territorial con la formación, a través de un diplomado en 12 municipios del centro y norte del departamento, sobre la base de una estructura curricular que tiene un contenido grueso sobre formulación y ejecución de proyectos relacionados con el tema de paz.

El director del programa, Amaury Padilla Cabarcas, dijo que esta actividad ya está en la fase final, por lo que el 10 de diciembre se llevará a cabo la graduación de 130 participantes con el respaldo de la Universidad de Santander y la Fundación Universitaria del Área Andina, donde participan líderes comunitarios, miembros de la sociedad civil y funcionarios públicos.

“Lo interesante de esto es que se identifica un problema que está afectando de manera sensible a la comunidad e impidiendo que haya una vida armónica, desarrollada o en paz, y sobre esa base ellos han estado formulando desde el árbol de problemas hasta llegar a cumplir cada una de las fases, su propio proyecto”, dijo el funcionario.

En este momento, las personas que han sido capacitadas se encuentran terminando la formulación del mismo y buscando la gestión para que se cumpla. La intención es brindar una herramienta fuerte que permita que la comunidad pueda dialogar con la empresa privada de una manera más organizada.

Estas personas deberán convertirse quizás en las primeras, una vez comience la implementación de los acuerdos de paz en estos territorios, habilitadas para que avancen como unos promotores de desarrollo y paz en la región.

“Nosotros creemos que se han hecho unos ajustes, y a través de Redepaz hemos emitido nuestro concepto favorable y la urgencia por que el Congreso apruebe y se arranque con la fase de implementación, porque sabemos que cada día que pasa hay un enorme riesgo por la fragilidad que existe y lo que hemos querido es preparar condiciones territoriales para que una vez estén aprobados los acuerdos, tengamos ciudadanía informada, consciente, alerta, atenta y abierta para que se pueda dar este proceso lo menos traumático posible”, aseguró Padilla Cabarcas.

Una vez culminado este primer diplomado, el PDP continuará con el ejercicio de fortalecimiento de capacidades, pues lo que no quieren es que lleguen nuevos recursos para proyectos las comunidades tengan oportunidad de ejecutarlos.

El área de influencia del programa son los 15 municipios del norte y centro del Cesar, esta vez faltaron tres: San Diego, Manaure y La Paz. “Para el año entrante vamos a continuar en el proceso de formación y creemos que es fundamental mantener la alineación y a su vez el foro de discusión permanente”, acotó el director del PDP.

Dentro de los municipios participantes se encuentran La Jagua de Ibirico, Agustín Codazzi, Becerril, Astrea, Curumaní y los corregimientos de La Loma (El Paso) y Poponte (Chimichagua).1

Los grupos participantes deben presentar, antes del 10 de diciembre, los proyectos que desarrollaron durante todo el proceso académico y realizar una jornada de réplica en alguna comunidad de su municipio con los conocimientos adquiridos en el diplomado.

Los participantes que han recibido capacitación, desde el mes de mayo, en temas de formulación y gestión de proyectos; cultura de paz y desarrollo humano; y participación ciudadana y derechos humanos, gobernabilidad y gobernanza.

Andreina Bandera / EL PILÓN
Andreina.bandera@elpilon.com.co

 

 

 


 

Recta final del diplomado fortalecimiento de capacidades para la construcción de paz territorial en el Cesar. 

  • Con el módulo de gobernabilidad y gobernanza para la paz, se cierra este sábado 5 de noviembre, el pensum académico en el que están participando 5 municipios y 2 corregimientos del centro del Cesar.

Valledupar, 4 de noviembre.  El auditorio del Archivo Departamental de la capital del Cesar será el escenario para el último módulo del grupo C y D del diplomado en  fortalecimiento de capacidades para la construcción de paz territorial liderado por el Programa de Desarrollo y Paz del Cesar y auspiciado por la empresa minera Prodeco.

Dentro de los municipios participantes se encuentran La Jagua de Ibirico, Agustín Codazzi, Becerril, Astrea, Curumaní y los corregimientos de La Loma (El Paso) y Poponte  (Chiriguaná). En total han sido aproximadamente 60 participantes de  estas poblaciones que han recibido capacitación, desde el mes de mayo,  en temas de formulación y gestión de proyectos; cultura de paz y desarrollo humano; y participación ciudadana y derechos humanos.

En esta ocasión los participantes del municipio de Pueblo Bello, que aunque no hacen parte de estos grupos (C y D), se les reforzará el tema de gobernabilidad y gobernanza que se dictará en este último módulo.

De acuerdo a Amaury Padilla, director ejecutivo del Programa de Desarrollo y Paz del Cesar (PDPC), “esta etapa de cierre del diplomado es el primer paso para seguir construyendo el desarrollo y la paz desde el territorio. Estamos en un momento crucial en el país y no podemos escatimar esfuerzos para continuar trabajando por la paz desde los territorios”.

Al finalizar este último módulo los grupos participantes deben presentar, antes del 10 de diciembre, los proyectos que desarrollaron durante todo el proceso académico y realizar una jornada de réplica en alguna comunidad de su municipio aplicando todos los conocimientos adquiridos en el diplomado.

Flor Marina Parmesano Sarmiento, del municipio de Astrea y participante del diplomado señaló que “el aporte de este diplomado para mi vida ha sido el fortalecer el compromiso que tengo con mi territorio para poco a poco seguir aportando para la construcción de paz”.

 

Para más información comunicarse con:

María Paula Arango Zambrano

pdpcesar@pdpcesar.org

 

 


 

Así trabaja el programa de desarrollo y paz en el Cesar

 
El Cesar ha sido un territorio particularmente golpeado por la violencia, fue por ello que hace nueve años, luego de un estudio que determinó la necesidad de la implementación del Programa de Desarrollo y Paz en este departamento, que ya era intervenido en el sur por el PDP del Magdalena Medio, inició la intervención de la población del norte y centro con programas de apoyo que contribuyen al fortalecimiento de procesos y dinámicas territoriales de desarrollo y paz, para propender por una vida digna y la construcción del bien común.
 

El PDP se adelanta en 25 departamentos del país y busca combinar varios aspectos, tales como: atención humanitaria derivada de los efectos de la violencia, buscar opciones de desarrollo productivo y apostarle a la reorganización del sector público, teniendo en cuenta que normalmente, buena parte de los problemas se presentan ante la falta de respuestas de este sector en términos de seguridad y  mejoramiento  de la calidad de vida de las personas.

Según el director ejecutivo de la Corporación Desarrollo y Paz del Cesar, Amaury Padilla, esta es una iniciativa de la sociedad civil que busca la construcción de las nuevas y mejores  realidades sociales, políticas, económicas, culturales, territoriales y ambientales, mediante el afianzamiento de las relaciones entre la sociedad civil, la institucionalidad local, departamental, nacional y el sector privado, con el apoyo de la cooperación internacional.

“Este no ha sido un territorio de paz, de tranquilidad, la violencia ha tenido que ver para que tengamos las condiciones actúales, y es desde el programa de desarrollo y paz que queremos ver el significado y las oportunidades del acuerdo de paz. Con la firme compresión de que la paz va a ser en la cotidianidad, con la gente ese es el mayor foco de nuestra atención, preocupación y esfuerzos”, explicó Amaury Padilla.

Además indicó que se pretende generar dinámicas y relacionamientos que permitan la resignificación de la vida, la dignidad humana, el desarrollo integral y el respeto por la naturaleza; lo mismo que superar los desafíos estructurales que mantienen vigente las dinámicas de violencia, exclusión, pobreza y marginalidad.

El papel fundamental de los programas de desarrollo y paz están direccionados a motivar la capacidad de diálogo entre distintos actores de un territorio, sobre todo entre los contrarios, dar esas condiciones para determinar cómo vivir la vida, empujando a todos hacia adelante.

En el Cesar, se están implementado ejercicios de fortalecimiento de capacidades para la construcción de paz territorial. Según Padilla, se trata de la comprensión del lenguaje de los actores en medio del dialogo como lo son el Estado, sociedad civil y empresas privadas.

“El uso del lenguaje inadecuado entre las partes no permite la comprensión, y genera un desequilibrio entre ellos, creando incredulidad e inseguridad, lo que impide la capacidad para seguir con los diálogos. Eso era lo que había pasado históricamente en nuestro país. Sin embargo, una de las cosas que hemos aprendido de este ejercicio de cuatro años de diálogos que felizmente se acaba de firmar en La Habana, es aprender sobre esa capacidad de diálogo.

Eso es lo que queremos promover en este territorio desde el PDP”, afirmó Padilla.

Durante los últimos años han intervenido 13 municipios y zonas rurales del Cesar, como Pueblo Bello, Valledupar, El Copey, Bosconia, El Paso, Chiriguaná, Astrea, Chimichagua, Curumaní, La Jagua, Becerril y Codazzí. De igual forma, el PDP ha atendido una gran parte de La Guajira y el Magdalena con proyectos de resiliencia, mejoramiento del acceso a los servicios de salud, promoción de la participación de la mujer en la reclamación, en la restitución de tierras y fortalecimiento de las capacidades para la construcción de la paz territorial. Asimismo dicta diplomados en 12 municipios desde el norte hasta el centro del departamento, capacitaciones de carácter itinerante, en el que se integran grupos de tres municipios que se rotan para que todos conozcan el territorio, creen lazos que contribuyan al desarrollo de los mismos.

“Creemos que el diálogo es lo que va a permitirnos, a pesar de las diferencias poder llegar a acuerdos, lo que estamos haciendo en este ejercicio de fortalecimiento de capacidades para la construcción de paz territorial, es como generamos capacidades para el diálogo territorial”, sostuvo Padilla.

Los proyectos impulsados por la Unión Europea, el Departamento para la Prosperidad Social, Ecopetrol y son ejecutados por la Corporación Desarrollo y Paz del Cesar, ente que administra el Programa de Desarrollo y Paz, integrado por Cámara de Comercio, la Universidad Udes, Fundación Universitaria del Área Andina, Fundación Carboandes, Diócesis de Valledupar, Pastoral Social y Servipan.

Según el director ejecutivo de la corporación, la importancia radica en el aporte para la comprensión que el desarrollo y la paz hacen en el territorio y la totalidad de los actores que las habitan.
“Nosotros intentamos limpiar un poco la ideología personal, si estoy de acuerdo o no con la minería, ganadería de la palmicultura. Lo que logramos es ver con la mayor objetividad eso que ya esta, y que quitarlo es muy complicado. Ese actor territorial, llámese empresa privada, llámese estado o llámese sociedad civil deben hablar y ponerse de acuerdo”, explicó.

Reconoció que la tarea no es fácil en un departamento que cuenta con alrededor de 400 mil víctimas del conflicto armado y el reto es lograr dialogar con los diferentes sectores en un territorio que ha sufrido y que ha logrado salir adelante a pesar de las distintas violencias.

“Pegado a la realidad, el departamento recibe mucho dinero en regalías sin embargo, transitar por el corredor minero es vivencia el estado de pobreza administrativa y las de morbilidad, analfabetismo y desnutrición, mientras la comunidad culpa a las mineras. Ahí radica el principal trabajo de esta corporación en ver con más calma la corresponsabilidad de todos los actores, desde el gobierno donde se ha filtrado la corrupción, las empresas se han equivocado y las comunidades no han hecho las cosas de la mejor forma”, concluyó.

El Programa de Desarrollo y Paz incluye la participación a través diplomados que incluyen cuatro áreas básicas de conocimiento y dos seminarios de profundización. Integrados en:

1) Formulación y proyección de proyectos, si las comunidades tienen claro sus problemas pueden ser identificadas las causas y las consecuencias de un problema y convertir eso en un proyecto que permita resolver los problemas más apremiantes.

2) Cultura de paz y desarrollo urbano, los mayores problemas identificados dependen de situaciones sencillas de la cotidianidad que generan problemas de convivencia.

3) Fortalecimiento organizativo y derechos humanos, es fundamental la organización para el desarrollo humano, quien no se organice no lograra sobrevivir, una comunidad organizada no permite que entre la violencia en ella, es capaz de resolver sus necesidades desde las más elementales hasta las más altas.

4) Gobernabilidad y gobernanza para la paz, es como somos capaces de comprender y entender que el reto está en la construcción de ciudadanía, tenemos unos derechos y unos deberes para convivir sanamente en sociedad.

Los seminarios de profundización están integrados por mecanismos de reclamación y reparación, judicial y no judicial frente violaciones de derechos humanos permitidas por las empresas, La empresas encargadas serían Ministerios de Minas y Energía, Medio Ambiente, la Oficina de Derechos Humanos de la Presidencia y empresas mineras.

Y en segundo lugar, el Proceso de paz que pretende dar a conocer los puntos de acuerdo, en qué consisten, cómo se va a manejar la zona veredal ubicada en el municipio de La Paz, la justicia transicional, los jueces de la jurisdicción especial para la paz, solucionar las dudas y los mitos, mentiras y verdades al que asistirán miembros de la Oficina del Alto Comisionado de Paz, Misión de Observación Electoral y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.

El Programa de Desarrollo y Paz ofrecerá un diplomado para periodistas con un énfasis en ética periodística y el manejo de los momentos del postacuerdo. Está programado para iniciar a finales de septiembre. Moderado por Las Dos Orillas, la red Prodepaz; el Círculo de Periodistas de Valledupar, la Fundación para el Nuevo Periodismo, el aval estaría a cargo de la Fundación Universitaria del área andina.

Por Ariadne Osorio Ponce
ariadneosoriop@gmail.com

 



Los voluntarios de la Misión de Observación electoral MOE, hacen presencia en 10 municipios del departamento del Cesar 

La Misión de Observación Electoral -MOE- perteneciente a la sociedad civil desplegó en el departamento del Cesar 40 observadores para la jornada electoral del plebiscito para la refrendación Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, que se está llevando a cabo hoy 2 de octubre.

Durante las horas de la mañana la MOE que está haciendo presencia en los municipios de Valledupar, La Paz, San Diego, Manaure, Codazzi, El Copey, Becerril, Curumaní, La Jagua de Ibiríco y Chiriguaná encontró las siguientes irregularidades: 

1. Uso de celulares por parte de los jurados en puestos de votación de Valledupar, San Diego, Codazzi, El Copey, Becerril, Curumaní y Chiriguaná.

2. Ingreso de propaganda política a puestos de votación, en Becerril, El Copey, San Diego y Curumaní.

3. Utilización de logos de campañas por el “SI” en Becerril, La Paz, Chiriguaná y Valledupar.

4. Utilización de logos de campañas por el “NO” en el municipio Chiriguaná.

5. Entrega de meriendas a personas que presentan certificado electoral en el municipio de Chiriguaná.

6. En el municipio de San Diego, Cesar un vehículo presuntamente perteneciente a la alcaldía de ese municipio ha estado parqueado en la entrada al lugar de las mesas de votación. El vehículo tiene logos alusivos al SI.

Frente al tema de situaciones específicas de alteración del orden público, en Becerril a la altura de la entrada del puesto de votación, se presentó un altercado verbal presuntamente entre dos contrincantes políticos; esta situación que fue controlada por la policía. 

En el municipio de La Paz, y debido a la coyuntura de este territorio en los acuerdos de paz por la ubicación de la Zona Veredal Transitoria de Normalización, 5 Observadores de la MOE hacen presencia especial en este municipio en el que hasta el momento solo se ha reportado una irregularidad frente al uso de propaganda política.

En lo transcurrido del día los observadores del Departamento del Cesar se encuentran desarrollando el F2, formulario de reporte de irregularidades- Pilas con el Voto- y hacia las 4:00 pm observarán el cierre de observaciones mediante el F3 ó formulario de cierre.

Hasta el momento se han reportado 30 irregularidades en los 10 municipios donde se realiza la labor de observación electoral.