La versión de su navegador no está debidamente actualizada. Le recomendamos actualizarla a la versión más reciente.

Lo sentimos, estamos mejorando para ustedes.

Nuestra orientación política

Somos una expresión de la sociedad civil que en su sentido de la libertad, dignidad y autonomía decide aportar en los procesos de construcción del desarrollo humano y la paz que se merecen los habitantes del Cesar.

 

Somos una propuesta que en el sentido del respeto y valoración de los demás, evoca la construcción colectiva de un país justo, equitativo y solidario.

 

Buscamos la vigencia del Estado Social de Derecho consignado en la Constitución Política de 1991, mediante el incremento de las capacidades de la sociedad civil para que en diálogo con la institucionalidad pública y el sector privado logr los consensos territoriales necesarios que posibiliten el trabajo conjunto por el Desarrollo y la Paz del Cesar

 

Promovemos dinámicas y procesos sociales que le dan al ser humano el sentido de sujeto de derechos; reconociendo, además, la importancia de las dimensiones espirituales, sociales, políticas, económicas y culturales en su desenvolvimiento integral.

 

Creemos que la palabra, la educación y la cultura son el camino más civilizado  para re-significar la vida y la dignidad de los seres humanos del Cesar.

 

Pretendemos la construcción de un nuevo ethos cultural, sustentado en la valoración de la vida, la solución pacífica de los conflictos y la construcción de relaciones que dignifiquen a todos los seres humanos sin distinción de raza, credo, sexo u orientación política.

 

Reconocemos en la diversidad y autodeterminación de los pueblos las posibilidades mas expeditas para construir realidades sociales, políticas, económicas y culturales mucho más favorables para los seres humanos y ecosistemas del departamento del Cesar.

 

Trabajamos por la superación de la inequidad, la exclusión social, la pobreza y la marginalidad de las poblaciones más vulneradas del departamento.

 

Creemos en la responsabilidad inalienable de los seres humanos, las instituciones y empresas en la protección de la naturaleza, así como en la garantía de que las generaciones futuras encontrarán un lugar saludable y adecuado para su desenvolvimiento integral.